Salud Masculina

Salud Masculina

El Departamento de Urología de Clínica Médica General tiene la misión de prevenir enfermedades, curarlas y promover la salud masculina.

Los recientes avances en investigación y tecnología en el campo de la medicina han cambiado dramáticamente los métodos utilizados por doctores para prevenir, diagnosticar y tratar los desórdenes urológicos.

Salud Femenina

Watch Videos

PLAY

¿Cuándo necesito ver a un urólogo? ¿Qué es un desorden urológico?
Los urólogos estudian, tratan y buscan prevenir enfermedades comúnmente asociadas con los tractos urinarios, genitales y la salud de la próstata. El urólogo se enfoca en la funcionalidad saludable de este conjunto de órganos (tales como los conductos deferentes, testículos, próstata, tracto urinario y el pene) y en los tratamientos que pueden ser aplicados cuando estos no funcionan correctamente o están enfermos.

Usted deberá consultar con un urólogo si tiene dificultad al orinar, siente dolor, observa erupciones extrañas en el área genital o tiene la necesidad frecuente de orinar.

Un problema urológico implica una disfunción del sistema urológico.

Otras complicaciones relacionadas son: Disfunción eréctil (impotencia), inflamación testicular, infecciones de transmisión sexual y circuncisión.

En Clínica Médica General contamos con un departamento especializado en el cuidado de la salud masculina con especialistas como el urólogo que se encarga del cuidado del sistema urinario, así como el cuidado del sistema reproductivo masculino. El departamento está encargado de la prevención del cáncer a la próstata, la prostatitis el tratamiento de impotencia (problemas de erección), eyaculación precoz, implantes de pene, enfermedades de transmisión sexual o venéreas (STDS), así como la circuncisión electiva y de urgencia para la fimosis y la balanitis. Además de todos los procedimientos cosméticos con láser, Botox, substancias de relleno, el láser de rejuvenecimiento, la eliminación de vello no deseado, tatuajes, varices, acné, cicatrices, manchas, así como las cirugías de liposucción, parpados caídos, ginecomastia, levantamiento de cara y cuello, embellecimiento de la nariz o rinoplastia, etc.